Follow by Email

domingo, 22 de junio de 2014

La playa de Pedreña

Hoy hemos aprovechado el día. Estaba de N y NNW flojo, muy soleado. Con la marea todavía alta, fondeamos en la playa de Pedreña. Comimos, y después, para hacer la digestión, bajé con los niños a la playa, mientras Mar se quedaba en el barco.


En la playa, me hice un ancla para el bote con una piedra y estuvimos cogiendo cangrejos y rebozándonos de arena.


Después, nos bañamos todos ya desde el barco, los niños con manguitos; yo cogí las gafas de bucear e hice una limpieza de fondos a casi todo el casco, menos la orza (estaba agotado). Es que este año no he subido el barco a carenar y tengo la esperanza de mantenerlo limpio así.

Os enseño la ducha solar. Tiene una capacidad de 20 litros. La llenamos de agua dulce en el pantalán, antes de salir y la ponemos en la popa, debajo de la caña, con la cara transparente hacia el sol, como dicen las instrucciones. Luego por la tarde, después del último baño, la cuelgo de la driza de la mayor y la ato a una polea con roldana metálica en el backestay. Así la hizo con el winche y la manivela, que pesa un montón. Nos duchamos los cuatro por turnos en la bañera, incluso con jabón, con el agua bien caliente. Así los niños llegan duchados a casa. Se agradece quitarte el salitre y luego vestirte.


Un as de guía para colgar la ducha de la driza y el mosquetón a la polea metálica que hay en el backestay.

A las 18:20, cuando nos tuvimos que ir porque bajaba la marea, dimos un paseo con el génova y a la vuelta a motor, hasta el faro de la Cerda. Nos encontramos con mi hermano Álvaro en la motora, que venían de estar fondeados en la playa de Molinucos.


miércoles, 18 de junio de 2014

Hay días que no salen las cosas

y no es por la selección nacional de futbol (eliminada de la copa del mundo).

Hoy, después del trabajo, compramos una barra de pan, queso, chorizo, jamón y un tomate; y nos fuimos a comer al barco.

Estaba de NE medio, día típico veraniego, con la marea baja. En un principio fondeamos entre la canal de Pedreña y la canal del Puntal, el barco no hacía más que bornear de un lado a otro. Como siempre pasa, con la bañera llena de cosas para comer, cuando estábamos a punto de hincar el diente, nos damos cuenta que garreamos y nos metemos en la canal de Pedreña.


Recogemos y nos vamos un poco más adelante, con la proa pegando a una lengua de arena que delimita la canal del Puntal. Otra vez, a medio bocadillo, lo mismo.

Me harto, y como la bajamar acababa de pasar, nos vamos al Puntal hasta que toco con la horza y hecho el ancla, para más abundancia, engancho también el arpeo del Calamuco. 

Esa fue la definitiva, aguantó, pero no dio tiempo a más, cuando acabamos de comer nos volvimos a Santander.

En cuanto a las maniobras con el bote, hay que pulirlas más. Con nordestazo, no me he atrevido a "pinar" la zodiac en la proa, justo cuando voy a fondear, así que lo tuve que tirar al agua de nuevo. Ya os contaré.

domingo, 15 de junio de 2014

Maniobras con el bote

Este sábado, salimos por la tarde, a las 17:30 y fondeamos en la playa de Pedreña, hacía viento W fresco, pero suave. Como no hacía muy bueno, hemos dedicado la tarde a hacer algunos bricolajes, he colocado un soporte en el  púlpito de popa para la herradura salvavidas y he dado la vuelta a la driza del génova, pero la verdad, está para cambiar.



También hemos ensayado las maniobras con el bote, sobre todo a subirlo y bajarlo, porque el otro día, estando el barco ya amarrado en el pantalán, fue muy dificultoso sacarlo del agua, arrastrarlo por el finger sin pincharlo y subirlo a la proa boca abajo.

Para fondear, es necesario acceder al pozo del ancla, por lo que es necesario bajar el bote al agua. Para ello es mejor hacerlo con el barco sin amarrar, en lugar de en el puerto, con un finger a un costado y el barco vecino al otro.

Alguna de estas dificultades me olía ya este invierno y coloqué una polea para el espí en el palo, en el que ya estaba preparado el cáncamo al efecto y dejé pasada una guía. Antes de ayer compré 25m de driza (sobran 5m). No tengo espí, pero ya tengo grúa.

CONCLUSIÓN: Las maniobras para arriar/izar el bote son las siguientes.
1. Parar el barco en aguas libres.
2. Largar una de las escotas del génova (la de la banda por la que vas a izar el bote)
3. Pasar el bote, que va a remolque, a la proa.
4. Atarlo a las bitas de proa en largo (más que la eslora del bote porque si no, luego no se puede elevar)
5. Enganchar la driza del espí al cáncamo de proa del bote.
6. Izarlo a mano, mientras otro tripulante en el piano, va recuperando driza, hasta dejarlo de pié, apoyado en los flotadores de popa del bote.
7. Colocar los flotadores de proa a la altura del palo y largar driza del espí hasta que se pose el bote en la proa.
8. Dejar la  driza enganchada para luego en puerto, volver a izar la proa del bote para poder endulzar la cadena del ancla con la manguera.

Luego comprobamos que se puede acceder al pozo del ancla, simplemente elevando con la driza la proa del bote, así que realmente, no hay que bajarlo del barco para fondear.

Cuando estábamos izando el bote, con el motor en punto muerto y derivando con la marea bajando, casi comprobamos de que material está hecha la boya nº4, como podéis ver en el trazado.


Aprovecho para enseñaros la escollera de protección del canal de Pedreña, está construida para que se mantenga la curva de la canal y no este no se ciegue con arena o cambie de lugar, tiene una señal verde en su extremo, para dejarla por estribor cuando se entra. Casi siempre hay pescadores con cañas en la punta. Al sur de la misma, solemos fondear cuando lo permite la marea, ya que esta escollera te protege de la ola de nordeste. Lo que pasa es que los últimos 100m de la escollera, con mareas vivas, en alta mar, queda totalmente sumergida, excepto la señal verde.

La escollera queda totalmente sumergida en la pleamar (solo aflora la señal verde).

 Lleva una hora bajando la marea y ya asoma toda la longitud de la escollera.

Bueno, pues todos los años (ya hemos visto tres), alguno se come la escollera, pasando por encima de ella en pleamar, se chocan contra las piedras y a veces, se quedan subidos encima de ellas. Más de uno se habrá ganado una buena vía de agua, o dejado las colas de los motores.

Entramos en Puertochico a las 22:00, casi de noche, después de cenar en el barco. 

Hasta luego!

lunes, 9 de junio de 2014

Bote

Este fin de semana no teníamos coche (se ha roto el compresor del aire acondicionado y está en el taller) y es puente porque hoy lunes es la festividad de la Virgen del Mar. Así que cogimos un bus para bajar a Puertochico y fuimos a pasar el domingo y el lunes en el Puntal.

Fuimos a motor al Puntal, ya había bastantes barcos, porque ayer sábado también hizo muy buen tiempo. Estaba fondeado mi hermano Álvaro con su motora, así que se subió al barco mi  sobrina Celia para jugar con los niños y comimos. Después subieron los demás.


¡Caótico!

Por la tarde, después de un cafelito, mi hermano me ayudó a hinchar el bote nuevo, una VIAMARE 230 SLAT que me he agenciado por internet. Este invierno dibujé los planos del bote y los sobrepuse sobre los del barco para comprobar que cabía en la proa, boca abajo hinchado, y parece ser que lo he medido bien, aunque toda la proa se queda sin acceso, tampoco al tambucho del ancla. Nos apañaremos. El bote tiene una capacidad para dos personas o 258 kg; lo de las dos personas, ya os digo que lo sobrepasaremos (al menos al doble), pero no creo que alcancemos los kg.

 
Primer desembarco con el bote, luego comprobamos que cabemos bien los cuatro.

Bajé la máquina de fotos y capté algunas imágenes típicas "puntaleras":

Un "Sun 2000" que se despistó y se quedó varado con la bajamar, saldría más tarde, en torno a las 12:00 de la noche.

La pedreñera llegando al desembarcadero.

Hicimos una pequeña excursión a las Quebrantas y volvimos para cenar. Los barcos se fueron yendo y solo quedaron el Sun 2000 en la playa y una motora que estuvo hasta el día siguiente. Así que estuvimos prácticamente solos. Puse el fondeo en "modo noche", esto es que hago deslizar por el cabo de fondeo el viejo arpeo de paraguas de 3,5kg del Calamuco hasta el extremo de la cadena, así hace más peso y la cadena trabaja totalmente en horizontal. 

 Nunca hubo un sitio más bonito para hacer un pis.

Después de una partida a los "Invizimal" y una vez acostada la tripulación, coloqué un pequeño palangre por la borda y una cazea por la popa, puse de cebo jamón ibérico de Extremadura, pero ni por esas, a media noche estaba enredado uno con el otro. Los mantuve toda la mañana siguiente, pero parece que a los peces no les va el jamón.


El día siguiente estaba más fresco, con nortes suaves, bajamos de nuevo a la playa, había menos gente y estuvimos un buen rato en las Quebrantas. Cogimos unas cervezas fresquitas en el chiringuito y después de comer volvimos a vela Puertochico.



Un buen fin de semana (pese a la avería del coche).



martes, 3 de junio de 2014

Aula abierta

En el colegio de Ignacio y Sofía, el Castroverde, todos los años, invitan a los padres a que participen en alguna clase, de algún tema que conozcan, les lean un cuento, etc. Lo llaman "Aula abierta"
Desde el principio de curso, ya que en el colegio iban a hacer un proyecto sobre el Mundial de Vela 2014 a celebrar en Santander, me ofrecí a participar en un Aula Abierta sobre el tema.
En un principio no sabía que hacer o explicarles, pero a medida que se acercaba la fecha, se me ocurrió la idea de hacer un palo de un barco de vela.

Junté tubos de cartón del plotter del estudio (tubos de A2 y A1), otro tubo de cartón de un impermeabilizante de una obra, cuerdas y poleas de tendedero (acastillaje de alta calidad), una vieja loneta y me puse manos a la obra.

En casa, tirando de taladro y cinta de embalar.

Mar y yo dimos una clase a los de 4 años en la que nos ayudó Ignacio y otra clase a los de 3 años, que nos ayudó Sofía, yo creo que les gustó.

En el aula de 3 años.

 El palo estuvo en el pasillo de infantil 15 días.

Luego nos pidieron que hiciéramos un barco para una "regata" que iban a hacer en el parque de Mesones. Se nos ocurrió hacer un Optimist con cartones de leche y palillos de comida china. Luego le pusimos una orza con un lastre de un redondo de 16mm para que no volcasen.

En el "tanque de pruebas" de la bañera de casa.