Follow by Email

miércoles, 24 de junio de 2015

time-lapse El Puntal


El domingo fuimos a comer al Puntal, porque no daba la marea para ir a la playa de Pedreña.

Intentamos hinchar el bote pero a mitad de maniobra se me cayó la válvula boston al agua (otra vez). De todos modos, con el bote a medio hinchar, bajé a Ignacio y Sofía a la playa. Flotaba perfectamente, pero para remar, las chumaceras se hundían el en flotador cuando hacía fuerza y se giraba la pala de los remos, por lo que no avanzábamos. Para volver al barco, nos remolcó un amigo.  

Os dejo este time-lapse que hice como experimento, con la tablet, enganchada en la escotilla de proa. Entramos a vela en Puertochico, en el vídeo se pueden ver las trasluchadas del génova porque con nordeste, debido a los remolinos de los edificios y los otros barcos, en la canal central del puerto, a veces entra el viento de sureste.

martes, 23 de junio de 2015

Salida en solitario

De vez en cuando me gusta salir una tarde solo, simplemente a navegar. El jueves pasado aunque soplaban 7 nudos de NNE y la marea estaba subiendo, conseguí salir de la bahía y aunque la intención inicial era de dar la vuelta a las boyas meteorológicas que se sitúan frente a la Maruca, sólo logré llegar hasta Cabo Menor.



He tardado más en publicar el post porque he estado enredando con el editor de vídeos de windows...



miércoles, 17 de junio de 2015

Día incierto

Ayer el Savreh salió con el grupo de Carpe Diem. Fue un día diferente porque Álvaro González de Aledo, el organizador, este año ha decidido que se tienen que ocupar otros de la actividad, para que no dependa exclusivamente de él. Alvaro esta con el Corto Maltés de crucero en Francia.


Este día me tocaron las mismas niñas que la última vez pero con otro médico. Quedamos a las 15:30 como siempre. Estaba lloviendo así que en un principio nos refugiamos en la cabina. Soplaba nordeste pero de vez en cuando pasaba algún chubasco. El barco que salía de Pedreña decidió no salir pero los dos de Marina del Cantábrico y nosotros nos animamos. Pronto izamos las velas y fuimos al encuentro del Billy Budd y el Cherne. Cuando nos encontramos decidimos fondear en el Puntal ya que los niños, pese al frío, se querían bañar.


Pues eso, que se bañaron un buen rato y nadaron de un barco a otro, siempre sin soltarse de las defensas que dejamos amarradas a cabos por la popa, para que no se les lleve la corriente.  Mientras, los mayores estabamos con la ropa de aguas. Como al principio de la tarde hacia tan malo, habiamos quedado con los padres a las 19:00 en lugar de las 20:30 como es habitual asi que despues de dar una pasada por el Maritimo, volvimos a Puertochico.

lunes, 8 de junio de 2015

Escapada rápida a la Canal de la Costa

Hoy nos hemos escapado Mar y yo a comer al barco. Sigue haciendo bueno así que hay que aprovechar, que no se sabe como va a salir el verano.

Cogí unos pinchos de tortilla en el Quebec y después de recoger a Mar, aparcamos en el Muelle y salimos en el barco. A las 17:30 se acababa el tiempo de la zona  de aparcamiento limitado de Santander, la O.L.A. así que había que ir cerca. Nos cogía la bajamar así que decidí fondear en la Canal de la Costa

Vacié y limpié el baño (sigue sin haber depósitos al efecto en ninguna marina de Santander), y comimos los pinchos y un poco de comida liofilizada, como los navegantes oceánicos (un yatecomo de Gallina Blanca).


Un rato de sol en medio de la bahía, oyendo las olas romper en los sables del páramo y para Santander de nuevo cruzando la canal.

Un fondeadero privilegiado

Este domingo, windfinder nos tenía programado 15 nudos de nordeste y día soleado así que preparamos la comida y nos fuimos a pasar el día al barco.

El bote todavía está en su refugio invernal así que no podríamos bajar a tierra como quería Ignacio. Por no fondear en el Puntal, que ya habrá ocasiones de sobra en verano, decidimos ir a la playa de los Peligros, frente al Balneario, un poco resguardados del nordeste. Antes de salir de Puertochico, llenamos uno de los depósitos de gasolina.

Este pesquero gallego, con velas de huevo frito, lleva unos días en Santander.
Fondeamos con orinque, a unos 20 metros de los flotadores que delimitan la zona de baño, al lado de un Bavaria de 34 pies asturiano que iba en solitario de crucero.

La playa de los Peligros empieza a ganar ambiente estival.

Comimos en la bañera. Después de comer, mientras Mar tomaba el sol, los niños y yo jugamos unas partidas a los "piratas", un juego de cartas que le ha traído el Ratoncito Pérez a Ignacio.
Sofía dando un repaso a Ignacio.
Más tarde, Ignacio y yo decidimos bañarnos, la verdad es que el agua estaba fría y al primer intento, decidí no meterme. A la segunda fue la vencida, pero un cole rápido y afuera. Ignacio estuvo media hora subiendo y bajando por la escalerilla pero al final no se bañó.

El nordeste había bajado un poco, a las 19:30 levantamos el ancla y volvimos a vela a Puertochico, hasta el mismo amarre.